24 de enero de 2016

La verdad sobre el embarazo... Deporte y escalada


Época de cambios, de restricciones deportivas y de altibajos emocionales.
Una de las cosas que se me pasaron por la cabeza al ver la doble rayita del predíctor fue ¿Escalo hoy? ¿Pasará algo? ¿Hasta cuándo podré entrenar? Y lo siguiente que hice fue ponerme en busca y captura de artículos con fundamentación científica que trataran el tema. La sorpresa fue que aunque la mayoría de las mujeres tienen hijos, hay muy pocos estudios que abarquen embarazo-deporte y que aunque estemos en el siglo XXI existe un simulado apoyo a la mujer deportista que dista mucho de las necesidades reales.

Así que por mi cuenta empecé a hacerme una lista de las cosas que a mi humilde e inexperto criterio, podía hacer. Es evidente que nadar y andar tiene un mínimo riesgo, por eso es lo que recomiendan. Pero yo, en plena forma y con mi flamante nuevo estado, necesitaba hacer cosas de más intensidad con el objetivo de sentirme bien psicológicamente, a la par que priorizar la seguridad del embrión. Como lo último era lo más importante me fui a consultar al ginecólogo... ante la pregunta sobre si podía seguir haciendo pesas "eso es antinatural" me dijo, "más antinatural es tu barriga" pensé yo. Por la evidencia de su desconocimiento, no volví a preguntarle más al respecto y... cambié de ginecólogo.

Mientras vas acostumbrándote, como puedes, a la nueva situación, las frases que vas escuchando "Son solo nueve meses", "Es una época sin escalar, no te agobies", "Descansa", "Haz otras cosas"... un sinfín de ánimos que para mí no aportaban ningún consuelo, pues estaba agobiada porque necesitabas escalar ¿Exagero? quizás, pero cuando se tiene una pasión, ésta es el timón de tu vida, es lo que te motiva y lo que te hace feliz. Igual de malo es su carencia, si no puedes hacerlo la sensación a menudo es de vacío y frustración; a lo que se sumaron las náuseas, el cansancio y la mala hostia que me acompañaron durante el primer trimestre de embarazo. Vamos que estaba yo para que escuchar al/la típico/a machista que suelta "el embarazo no es una enfermedad"  "frasecita" inventada para que las mujeres no podamos ni quejarnos a gusto cuando estamos sufriendo la mayor transformación de nuestra vida, mágica, pero no por eso menos difícil en muchos aspectos. Mi respuesta siempre acompañada con una mirada colérica, era "NO pero tienes todos los síntomaaasssss".

Volviendo a la lista ¿Qué lista? la de actividad física durante el embarazo. La mía, no la recomendada ni la saludable, ni la mejor, ni la peor, simplemente la mía:
Primeros 4 meses: hacer pesas, montar en bici, 20´de trote muy suave y dar rules de continuidad en el rocódromo. Durante estos meses yo apenas tenía barriga
Quinto y sexto mes: escalada en top rope de vías de placa y de un nivel equivalente al calentamiento cuando no estaba embarazada. Aquí la barriga me empezó a crecer pero discretamente.
A partir del séptimo, (cuando la barriga ya empezaba a ser incómoda y pesada) 50 minutos de natación continua, 3 días a la semana.
!Ojo! ésto no es lo que se puede o no hacer, es lo que yo hice, guiada por mi conocimiento deportivo y mi intuición femenina. Cada una que siga su camino, si es con apoyo profesional especializado que minimice los riesgos, mejor que mejor. 



A parte de lo malo, que para mí ha sido la carencia de escalada y el entrenamiento, el embarazo también tiene muchas cosas buenas... Mmmnnmmn, a ver por un lado... jejeje. Es mentira, hay alguna que otra cosa especial, como sentir las pataditas, que tu pareja te cuide como nunca antes lo había hecho o no tener que preocuparte de tener la barriga gorda aunque te hayas hinchado a comer, a parte de eso, el embarazo es como una lesión interminable y degenerativa pero con una fecha límite y un final feliz.

Chicas que no os engañen, lo bueno del embarazo es cuando acaba y tienes al bebé, eso sí es maravilloso. Pero eso de "disfruta la barriga" !!!??? lo mejor de la barriga es cuando das a luz y ya no la tienes, cuando vuelves a ser tú misma y no tienes que preocuparte por si todo lo que haces, comes, lo que sientes e incluso lo que piensas, afecta al bebé.

Ahora bien, he de decir (y en ésto coinciden todos los que ya lo han vivido), que a pesar de todos los esfuerzos, sacrificios y renuncias, a pesar de las horas sin dormir y las preocupaciones, a pesar de todo ¡MERECE LA PENA! Tener un hijo es lo mejor que te puede pasar en la vida, el mejor proyecto y más preciado tesoro. Así que ánimo ¡Son solo 9 meses! jejeje.






13 comentarios:

  1. Felicidades.
    El parto y el embarazo es una oportunidad única en la vida , para el padre también, igual más. ...
    Es fácil ver lo desnaturalizado que esta la sociedad , si sigues los caminos que te marca la sociedad en los embarazos . Si lo vives a fondo, hy un antes y un dps. Todo es relativo y hasta ridículo, incluso escalar, entrenar,..
    Es el fin del egoísmo.
    Espero que hayas tenido un buen parto natural, y disfrutéis de una crianza con apego. Es una gran oportunidad de cambiar este mundo.
    Hay mucha información, ha que ser valientes. No dejarse llevar por los médico de bata blanca, nestle, etc...
    Y elegir una educación alternativa !!
    Aprovecha esta bonita oportunidad! Y antes de lo que te crees , de nuevo escalando.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que hay un antes y un después lo vivas como lo vivas.
    El papel del padre también es muy importante y tampoco es fácil en muchas ocasiones.
    Tuve un parto natural y bastante bueno, no me puedo quejar. Ahora con el peque aquí todo amor y felicidad, gracias

    ResponderEliminar
  3. Has descrito mis propios sentimientos actuales! Muchas gracias y felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena si estás embarazada!
      Ánimo! y sentido común, tu cuerpo te irá indicando lo que necesitas... ;)

      Eliminar
  4. Cada embarazo y cada mujer tiene unas vivencias únicas. La experiencia que cuentas es la de tu primer hijo, has hecho lo que creíad que era lo mejor para los dos... o para los tres contando con el papá. Lo que digan los demás no importa!!! Prepárate para los consejitos sobre lo que tienes que hacer con tu niño. Mucha paciencia con la gente y mucho corazón con tu familia. Muac!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola! La sociedad presiona demasiado a la mujer para que haga, diga o incluso sienta de una forma determinada.
      A veces parece que si no disfrutas de ciertas cosas no serás buena madre o eres una mujer débil... nada más lejos de la realidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. en primer lugar enhorabuena aunque no se quien sois .
    se lo que estais viviendo y no valgo para dar consejos es mas muchas veces ni los escucho, pero agarraos que vienen curvas, disfrutar y dejarse llevar ... yo almenos cuanto menos pienso y mas cosas hago mejor vivo aunque ya no escalo todo lo que quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Perales! En eso estamos, intentado hacer cosas aunque todo cuesta el doble de trabajo y tiempo

      Eliminar
  6. Pedazo de Post!! Ole!!!!!!!!! Como te podrás imaginar, a nosotros nos pasó prácticamente lo mismo, Ramona no escala pero si corría y mucho, tiradas largas a mi lado, por eso el "maravilloso parón" lo llevaba mal, le decían lo mismo pero lo que hizo fue bajar la intensidad por el tema de los impactos, hasta que acabo andando, pero claro, andando a un ritmo digno de un campeonato regional de marcha jajajjajaj, el tema es que nadie se moja al respecto, nadie entiende esas doble necesidad que es la de entrenar y cuidar de tu pequeño. Cierto, merece la pena, hasta el infinito si, pero es injusto que se os niegue el entendimiento de esa necesidad, a mi me preguntó, eso y muchas otras cosas mas relacionadas con el mismo tema y que le iba a decir? La conozco y sé que lo necesitaba, igual que sé que jamás hubiera hecho nada que pudiera poner en peligro a la peque, del mismo modo que de ti lo se también y de la gran mayoría de madres deportistas que conozco. Enhorabuena por vuestra nueva vida, que lo es jajajaj, y por haber podido encontrar el equilibrio durante esos meses, un abrazo muy grande, espero que nos encontremos por algún sitio! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo 💜
      A disfrutar la nueva vida 😄

      Eliminar
  7. Uf No sabes como te entiendo, por momentos he pensado que debía ser egoista o poco maternal por sentirme así. A mi me quedan tres meses y estoy deseando que pasen para volver a mi vida "normal".
    Yo desde que lo supe (semana 5) a la la 14 no pude hacer nada debido a las náuseas y vómitos, me encontraba fatal. a partir de ahí empecé a hacer cositas, pateos, nadar, un poco de tonificación con pesas y escalar en tope rope vías fáciles y verticales (todo siguiendo mis sensaciones). Desde la semana 24 sólo nado y camino una media de 3h al día (dejé de escalar porque el arnés me molestaba) todo con moderación porque empecé a sentir contracciones.
    Durante estos meses no he parado de oír haz esto o lo otro, ¡pero que cansinos!. Mi consejo es que cada una haga lo que sienta y crea que es lo correcto, siempre con cabeza ya que lo primero es el pequeñito que va dentro.
    Enhorabuena y disfruta ahora del momento.

    Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, me alegra ver que no soy la única...
      Ánimo con lo que te queda de embarazo y mis mejores deseos para que te vaya todo genial.
      Un beso y gracias

      Eliminar
  8. Precioso artículo y muy esperanzador. Tendré que colgar el arnés estos primeros meses. Pero luego, tiembla roca!!

    ResponderEliminar